Un gran fracaso para Cristóbal Montoro.

Gran fracaso del Ministro de Hacienda, en un intento de repatriar el capital que tienen muchas empresas en paraísos fiscales. Montoro junto a la amnistía fiscal aprobaron el año pasado un gravamen especial del 8 % para que muchas empresas se animaran a traer a nuestro país los beneficios generados en los diferentes paraísos fiscales.

La fecha tope de la que disponían las empresas era hasta el mes de noviembre, pero hasta dicha fecha la repatriación de los beneficios fue tan solo de 85 millones, una mínima parte de lo que se esperaba recaudar. Esta pequeña cantidad no tiene nada que ver con los 750 millones que Cristóbal Montoro esperaba recaudar para dicha fecha.

El Gravamen Especial sobre Dividendos y Rentas de Fuente Extranjera era un tercio más beneficioso de repatriar a España el capital generado en esos territorios de baja tributación, que, en condiciones normales, acabarían integrados en la base imponible del Impuesto de Sociedades pagando por ello un 30%.

A priori, la idea generada resultaba bastante interesante, dando la oportunidad a las empresas para obtener una financiación barata en un ejercicio extraordinariamente complicado para lograr financiación de los mercados internacionales por la presión sobre la prima de riesgo de la deuda española. Pero al final lo repatriado no alcanza ni un 15% del total esperado.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario