El tarot y sus 4 elementos

Así como, la filosofía tradicional conocida por todos establece que el universo y con la astrología está compuesto de los cuatro elementos: fuego, tierra, aire y agua, todos en una estable armonía, la filosofía esotérica indica que son también otros cuatro los elementos que forman la base fundamental del tarot: los bastos, los oros (pentáculos) las espadas y las copas. Y, además, se suma a ellos un quinto componente: el predominio de una serie en la lectura conocida como la quinta esencia por las fuentes tradicionales occidentales.

Dichos elementos del Tarot, al igual que cualquier filosofía esotérica, se suponen como cuatro principios básicos de la vida, pudiendo aplicarse a todo mediante principios de similitud y analogía. Carl Gustav Jung quien fuera médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo, además de ser una figura esencial en la etapa inicial del psicoanálisis, a través de sus estudios, permitió una comprensión moderna de estas categorías consideradas como elementos, desarrollando un sistema en el cual cada uno de ellos corresponden a cuatro funciones básicas de la psique humana.

Entre tanto, el quinto elemento que es tomada en cuenta por la filosofía tradicional, lo relaciona con el alma o el espíritu del individuo. Ello involucra los grandes misterios que rodean la eternidad y todo aquello a lo que no se le puede hallar una respuesta explicita. En tal sentido, dicha quinta esencia permanece separada de los otros cuatro elementos y no se encuentra representada en los arcanos menores, sino en los mayores dentro del Tarot.

Cuatro elementos en el Tarot y lo que representan

Ahora entrando en materia de conocer los cuatro elementos de Tarot, vayamos un poco más al detalle de lo que significa cada uno de estos elementos.

El Palo de Bastos 

Corresponde al elemento Fuego. Cuando aparece en una tirada anuncian proyectos e iniciativa, voluntad y decisión, negocios que avanzan y prosperidad.

El Palo de Copas 

Este hace referencia al Agua, su capacidad de fluir lo define y siempre que aparezca nos estaremos refiriendo a temas sentimentales, a los deseos y las emociones del individuo.

El Palo de Espadas 

En el que tiene que ver con el Aire y cuando se presenta en una tirada hace referencia al intelecto, de nuestra mente y pensamientos. Evolución y esfuerzo personal rigen este elemento en todo momento.

El Palo de Oros 

Aquí se hace presente el elemento Tierra. El hace alusión en una tirada con su presencia a todo lo relacionado con los bienes materiales, del dinero, del poder en el ámbito laboral y de las ganancias que se puedan obtener.

Los arcanos menores, el horóscopo y los 4 elementos

En los arcanos mayores también se halla en estrecha relación con lo que representan y los elementos.

El Mago, la Sacerdotisa y la Emperatriz corresponden al elemento Fuego y en el zodiaco se asocia con el signo de Aries, Leo y Sagitario.

El Sumo Sacerdote está ligado al Agua y el cual está asociada a los Enamorados y El Carro, y a su vez mantiene representa a los signos de Cáncer, Escorpio y Piscis.

El Ermitaño va estrechamente vinculado al Aire lo relacionamos con la Rueda de la fortuna y en el zodiaco hacemos referencia a Libra, Acuario y Géminis.

Para concluir, nos encontramos con los tres siguientes arcanos: La Muerte, La Templanza y el Diablo quienes se vinculan al elemento Tierra y esto a su vez a los signos del zodiaco: Capricornio, Tauro y Virgo.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario