Servicios audiovisuales de la mano de profesionales

A lo largo de cada día, a lo largo de cada semana, es muy frecuente que se lleven a cabo todo tipo de eventos y acontecimientos. Actos lúdicos, congresos, convenciones, presentaciones y promociones, eventos corporativos, videoconferencias, conciertos, ruedas de prensa, juntas de accionistas, espectáculos escénicos, retransmisiones en directo, y así una larga lista de posibilidades más, serán situaciones en las que únicamente se deba contar con la ayuda, servicios y conocimientos de auténticos profesionales del sector audiovisual.

El alquiler audiovisual de equipos adecuados, el alquiler de equipos fiables y eficaces para los eventos, será indispensable para lograr que todo salga perfectamente cuando se lleva a cabo cualquier tipo de acontecimiento sea o no sea multitudinario.  Es por ello que resulta clave contratar los servicios audiovisuales de una empresa especializada, con buena reputación, que haya participado en otros grandes proyectos y que nos garantice que todo será perfecto.

2013-06-29 11 48 06

De nada sirve contratar una empresa que no nos ofrezca unas mínimas garantías de satisfacción, que no ofrezca a sus clientes unos profesionales perfectamente cualificados y unos equipos en perfecto estado capaces de cumplir con las necesidades de cada cliente. Todos sabemos la importancia que tiene satisfacer a los invitados o asistentes a cualquier evento o acontecimiento, por ello no hay que jugársela contratando a particulares o bien empresas que no sean de fiar, que no brinden garantías, y que no cuenten con la suficiente experiencia para poder desempeñar perfectamente su labor.

Si estas preparando algún evento y precisas de los servicios profesionales de una empresa audiovisual no dudes en acudir solamente a profesionales a realizar tu alquiler de equipos. El éxito estará más que asegurado si te decantas únicamente por expertos en el sector, si te decantas por Eikonos. Tú y tus asistentes de buen seguro lo agradeceréis.

La importancia de tener un buen sistema informático.

Llevo muchos años trabajando en el tema de la informática en empresas de todos los colores, estilos, temáticas y sectores. Si, soy informático, y por ello, he sufrido del lado del trabajador en 2 sentidos, en el de sufrir como empleado unos malos equipamientos informáticos, y el de sufrir como empleado «que tiene que solucionar» esos problemas informáticos, y casi siempre sin que la empresa quiera invertir más que unos pocos euros en un vano intento de alargar la vida de unos equipos obsoletos.

La inmensa mayoría de la empresas son de tamaño mediano o pequeño, y ciertamente, a no ser que los empresarios tengan una educación en cuanto a productividad se refiere, no se dan cuenta de lo sumamente importante que es el mantenimiento informático para pymes en términos tanto de rendimiento como de productividad neta para la empresa.

Ahora mismo tengo mi propia empresa, formada por mi mismo, y siendo una única persona, noto tremendamente en cuanto a productividad se refiere cuando mis equipos están afinados y su potencia corresponde al tipo de proyecto o cálculos que han de realizar.

Sin ir más lejos, en determinados procesos automatizados, de cambiar de un equipo de hace 4 años, que funciona perfectamente para el trabajo diario, a un equipo de última generación, he pasado de días en realizar una tarea a no llega la media hora. Os imagináis el tiempo ahorrado, el dinero ahorrado en cuanto a energía se refiere, y no solo la energía como electricidad, sino mi propia energía de tener que esperar a que terminen determinadas tareas para verificar que todo a ido bien…

Pues bien, extrapolemos eso a una empresa, no hace falta que sea grande, ni siquiera mediana. Llegas por la mañana, no tienes que esperar 10 minutos a que tu equipo termine de arrancar, no tienes que esperar a que te arranque el correo, no tienes que llamar cada 2 x 3 porque algo te va lento o simplemente no te va. Si sumamos los minutos diarios de pérdida de tiempo que provoca una empresa con un obsoleto material informático, multiplicado por el nº de personas que trabajan en ella, tenemos un agujero por donde se va día a día más dinero del que pensamos.