7 tips para organizar tu tiempo y ser un experto en ello

gestion-del-tiempo

¿Sientes que no te rinden las horas de trabajo? La falta de organización puede ser un problema que afecte tu normal desenvolvimiento en tu trabajo así como tu productividad. Saber como controlar las horas que inviertes haciendo ciertas tareas es fundamental para alcanzar el éxito, además de que te sentirás más alivianado y con menos presión. Sigue estos consejos y veras como puedes sacarle la mayor cantidad de jugo a tus horas diarias.

 

  1. IDENTIFICA TUS PRIORIDADES

Invierte más tiempo en aquellas tareas que tienen una mayor carga de importancia, o en aquellas que puedan resultar ser más difíciles o tediosas de realizar. Posponiendo actividades de este tipo, solo resultará más complicado hacerlas. Controla tus horas invirtiéndolas en tareas que vayan de lo más hacia lo menos importante.

 

  1. TOMATE UN DESCANSO

Seguramente muchas veces habrás pensado en trabajar durante horas sin parar. Ha sido agorado ¿Cierto? No estamos diseñados para trabajar intensamente durante largas y largas horas, ya que resunta ser agobiante, disminuye nuestra productividad y nuestra capacidad de pensar y solucionar problemas. Controla tus horas de trabajo realizando tareas en periodos de 50-60 minutos y tomando descansos de 15 minutos entre cada uno ¡Pensarás de forma mas clara y será menos agotador!

 

  1. ORGANIZA TUS ACTIVIDADES DIARIAS

Calcula el tiempo que dedicarás a cada actividad durante el transcurso de la semana o mensualmente. Aprovecha la cantidad de herramientas de organización que pueden encontrarse, tales como agendas, libretas, block de notas y stickers.

 

  1. APROVECHA EL TIEMPO MUERTO

Muchas actividades diarias pueden generar tiempo muerto, durante el cual podemos aprovechar para hacer o adelantar ciertas cosas. El trayecto que te toma ir al trabajo en autobús, la espera para una cita, el tiempo que tarda esperar tu vuelo en el aeropuerto, entre otros, son oportunidades perfectas para llevar a cabo pequeñas tareas productivas, tales como leer tus emails, ponerte al día en un tema leyendo un libro o una revista, así como también leer un articulo interesante en un blog o leer las noticias del día.

 

  1. APLICA HORARIOS FIJOS A CADA ACTIVIDAD

Proponte realizar un horario en donde asignes y controles las horas que dedicarás a cada actividad diaria, de forma fija, controlando las horas que gastarás durante el día para ocuparte de realizar cualquier tarea. De esta manera evitas ocupar tiempo en tareas ociosas o de poca importancia, enfocándote en aquellas de gran peso. Mantente siempre ocupado, realizando siempre alguna actividad productiva en aquellas horas libres.

 

  1. APRENDE A DECIR QUE NO

Una vez que hayas determinado cuales son tus actividades importantes pendientes del día, debes en primer lugar, ocuparte de trabajar en ellas antes de invertir tu tiempo en las tareas de alguien mas. Un vez te encuentres al día podrás dedicar algo de tiempo a ayudar a tus compañeros. Evita las reuniones innecesarias.

 

  1. UNA TAREA A LA VEZ

No te satures. Invierte tu tiempo realizando una sola actividad a la vez. Lo harás de una forma más rápida y efectiva. La clave es cumplir los paso a paso de tu lista de deberes diarios, sin presiones innecesarias y sin agobiarte.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario