1000extra.com – Controla tus emociones

Trabajar es realizar una serie de acciones productivas con la finalidad de obtener ciertos resultados y mientras se hace, se aprende y se consiguen los objetivos de forma cada vez más rápida y sencilla. Las ventajas de este proceso se magnifican si uno busca deliberadamente de educarse. Y un punto, de los varios importantes, que deberías conocer para ser feliz y próspero es tener una adecuada inteligencia emocional.

Al mencionar la palabra inteligencia viene a la mente nuestra capacidad de procesar números y memorizar textos, que es después de todo lo que nos solían evaluar en la escuela. Sin embargo, en realidad existen muchos tipos, y cuando se tienen noticias de un individuo exitoso que no sabe leer ni escribir hay que reconsiderar cuales son los esenciales para triunfar.

Te podría sonar inmaduro o infantil, pero los sentimientos, muchas veces e incluso inconscientemente, nos guían en la toma de decisiones, y los mismos resultan ser grandes motivadores o pesados obstáculos. Reprimirlos y transformarnos en una máquina no es la solución, ya que, aunque se puede avanzar mucho con pura lógica, si no se posee empatía por los demás nos volvemos inhumanos, solitarios e incluso crueles.

Una persona con poco dominio de sí misma será alguien impulsivo, azotado por la brisa de las circunstancias. Cada situación le deparará una reacción diferente y exagerada y por casualidad podría lograr grandes cosas, no obstante las probabilidades son muy bajas. En cambio, otro con mayor dosis de madurez sabrá interpretar sus propias señales, sin ser desestabilizado por ellas en su camino.

Además de saber manejar los números y comunicarte con efectividad con clientes y asociados, el autocontrol es vital al operar con 1000extra.com donde las mareas del mercado te elevan o te hunden alternativamente. Aprender a no desmoralizarse por una pérdida o a lanzarse en picada en pos de una estrategia ganadora son herramientas vitales que, por suerte, se pueden dominar con un poco de investigación y práctica.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario